Los días más tristes de nuestras vidas

El pasado 25 de septiembre, recibimos una terrible noticia. Esther, la hermana de Mónica, había abandonado este mundo a los 28 años. Fue un momento devastador, la vida nunca volvería a ser la misma a partir de ese momento. Sin pensarlo dos veces, tomamos un vuelo esa misma noche. Treinta horas después ya estábamos en Palma, para despedirle como se merecía.

Ya han pasado dos semanas. La familia va asimilando el golpe y día a día vamos recuperando el ánimo, acostumbrándonos a la nueva realidad, aunque no la lleguemos a entender.

Seguiremos escribiendo y esperemos que en breve volvamos a tener las fuerzas suficientes para completar el sueño de dar la vuelta al mundo.

Un abrazo enorme y muchísimas gracias a todos por vuestros mensajes, ánimo y fuerza! Os queremos.

Anuncios